Chayka

Todo ser viviente
se ha extinguido
solo queda Ella
guardando las vidas
todas las vidas
que se niegan a acabar su ciclo
Aún así
a veces abre sus labios y grita
pero nadie escucha en el vacío
Lleva miles de años sola
pero no ha conseguido reconocerse
Solo se reclama a si misma
una y otra vez
Pero yo me he reconocido
como animal extinto
que vuelve a la vida
en su grito

Y me reclamo a mi misma
y a ella
Reclamo sus pezones duros
como los de Ana Rossetti
a los que voy a aferrarme
como a un clavo ardiendo