jk

8 de Enero

 

A veces creo que vivo en una de esas películas

donde la protagonista

es un desastre

pero empatizas con ella.

 

Ama a dos chicas

por igual

y las dos la dejan

por la misma persona.

 

Encuentra un trabajo

pero la echan

o la votan

como dirían los latinos

con el finiquito

va a comprar elegancia

porque ha escuchado

que en eso se lo gasta

Andrés Calamaro.

 

Por el camino

lo pierde

 

Y se le rompe el móvil

en plena conversación importante.

 

Vuelve a casa por el camino

más largo

como en la canción de Supertramp

 

Pero es una película

y mientras fuma

el último cigarro desesperada

el sobre con el dinero vuelve a sus pies

y se le enciende el móvil

por alguna acción divina

y le llama una de las chicas

pidiendo volver.

 

Acabo de llegar a mi casa

voy a encender el móvil

a ver si por lo menos encuentro

algún mensaje de redención

 

b

Baños de bares

 

Me gustan sobre todo los de las tabernas

están llenos de azulejos romanos

casi siempre blancos y azules

como si llamaran a mi tierra

tienen el mismo olor a abuelo decrepito y moribundo

 

Me gustan los que solo se sostienen con una cuerda

y acabas viéndole la espalda a un señor

con una camisa de cuadros

o con una camiseta gris.

 

Y el baño del Super 8

donde tumbada en el suelo

sobre orinas

sin pantalones

me prometí que iba a cambiar

y no lo hice

 

Utilizarlos como excusa

para tener elegancia

al dejar a alguien con la palabra en la boca

o para tener tiempo para reflexionar.

 

Baños donde ya nadie hace el amor

ni se mete rayas.

 

Mientras espero

rodeada de chicas borrachas

Me gusta hacer poemas con la mente

A veces miro en el sumidero del váter

por si alguien se ha olvidado allí algún otro.

 

magnicidio

Perdía mi encanto a pasos de gigante

Me deshacía todo el rato en gotas de condescendencia

Imaginando altares dorados

en los baños del metro

donde asaetaras tu cuerpo

en forma de ofrenda

pero tu muerte llegaba

y no había primavera que me salvara

de asistir al entierro

 

Tus últimas oraciones

ante mi pubis

fuiste a rezarlas

 

Yo que construí de tu esencia altares

por tenerte en tan alta estima

Empecé a destruir tus ciudades santas

la noche en la que en una timba

aposté más de dos fichas rojas

y te llevaste la mía

 

Preguntaba todo el rato

de dónde salen las canciones

si hasta hoy has preferido

dormir a cantar entre los muertos

 

Me hacías sentir tan heroica

que aún no entiendo

como no viniste al mundo

en forma de jeringuilla

o de cuchara tirada en la calle

que no se inmuta

ni con la llegada del obispo

ni con los furgones policiales

 

Y del exquisito cadáver que encuentren

desollaré de su piel

las palabras que jamás serán verso

porque tú ya no eres poesía.

Amazona

Hasta Safo se tiró al agua por un marinero
pienso mientras descubro en tus ojos las piernas largas y cálidas de Viridiana la Beata.
Me miras creyendo que fue tu voluntad
la que te arrastro en una barca de madera
hasta las orillas del mar Negro
y me aprieto los labios para no confesarte que fue la mía.
El mismo capricho de cada año
el hombre más apuesto de la tribu vecina.

Me pesará sobre los hombros la culpa
pero no vas a evitar que te clave mis flechas
y me bañe con tu sangre
hasta que olvide
el sabor del único pecho materno
que me enseñó a reclamar venganza.

Blake

Ahora lo sé nuestro amor no es platónico
como yo creí cuando te vi por primera vez
y quise justificar el verme tan desnuda
en plena calle
al saltarme la clase de inglés
para fumarme los primeros cigarros.
Nuestro amor es Blakeano
Nadie nos verá besarnos por las calles
no te felicitaré el día de tu cumpleaños
ni estaré cuando todos tus sudores se convierten en aplausos.
Pero tampoco razonaré porqué no estás aquí ahora
ni nos compararé con las películas de la Nouvelle Vague
Mi tarea es crear
para no caer en el modo de amar
de los falsos prójimos
y genuinos proxenetas.

Vómito cósmico y primitivo

Hoy hace una semana
o quizá más de un millón de años
que nos bañamos en la playas de Riazor
como diría Amaral.

Y lo veo tan lejano
como si hubiera pasado mil vidas así de pronto
Ya apenas recuerdo la expresión más pura que he visto en tu cara
aunque sea lo único en lo que pienso cada segundo
Tengo miedo a morir y a no vivir
Pero aunque piense todo el rato en ti
ya no me siento vulnerable
débil
o una autentica parguela como quien dice
Porque es algo que no he elegido yo
y tú tampoco.
Sale del centro de poder del subconsciente
de mi espíritu más animal y primitivo
De la poca concepción mágica y tribal
que aún queda en la mente humana
De la conexión cósmica con el universo
que la sociedad trata de eliminarnos de raíz,

Por eso pensar en ti es evadirse
es el aire fresco del que ahora mismo
habla el mató a un policía motorizado

Por eso aunque tenga ese complejo del gato
que quiere enseñarle hasta el cadáver del ratón
que acaba de asesinar a su dueño
Yo quiero contarte todo lo que me veo,siento y vivo

Es el primer impulso que siento,un impulso vital
y joder claro que quiero que sientas y no frenes ese impulso también
ojalá llegar a tu mente.

Pero ya no me bloquea pensar que es no vaya a ser así
puedo satisfacer ese impulso con la gente que hay a mi alrrededor
aunque crea que no es lo mismo.
Tú también puedes y supongo que vas a hacerlo,no me duele si eso te hace sentir mejor que si lo hicieses conmigo.

Tu simple existencia ha despertado en mi la vida tribal esencial y cósmica
que los demás han intentado, intentan e intentarán adormecer,pero sé que ya no podrán.

¿Acaso es no es ya lo suficientemente válido?

¿Podré vivir solo con eso?

Clara de Noche/Clara de día

Clara de Noche
escondida en las revistas antiguas
en los cajones de mi hermano
la dibujaron con trazos muy oscuros y definidos
siempre con un vestido negro y brillante
en las esquinas de Madrid esperando.

Clara de Día
mil y una formas de belleza serena
Un caleidoscopio en blanco
Es Anna Karina y anda como baila
parece estar a apunto de robar un banco.

Clara de Noche
descubrió la muerte
en la cama
uno de sus clientes habituales
no pudo más
y se quedo frio en sus brazos.

Clara de día
descubrió la muerte
en la ducha
y en los senos peludos
de María,la Virgen.

Clara de Noche
la recuerdo con las mejillas
las orejas enrojecidas
y el calor subiendo por la garganta
así como solo se puede vivir
a Clara de Día.